Asociación Metalgráfica Española

Sostenibilidad

Descubre en esta sección las inigualables propiedades de los envases metálicos e incorpora en tus envases de acero o aluminio nuestro logo “METAL se recicla para siempre”.

Anímate a incorporar nuestro logo “EL METAL SE RECICLA PARA SIEMPRE”

El logotipo “METAL se recicla para siempre” ofrece una clara identidad visual y comunica los beneficios medioambientales intrínsecos derivados de las propiedades permanentes del metal. Está a disposición de los fabricantes y es aplicable a todas las formas de envases metálicos. Descarga aquí o pinchando en la imagen.

El envase y cierre de metal en la ECONOMÍA CIRCULAR


El envase metálico: un material permanente

En los últimos 100 años hemos desarrollado materiales más complejos que nunca. Esta complejidad y diversidad ha hecho que los procesos de reciclaje sean, también, cada vez más complejos. Un material permanente es aquel cuyas propiedades inherentes no cambian durante su vida, incluso cuando se recicla. Este es el caso de los envases y cierres metálicos. Además, su reciclaje no requiere añadir materia prima o aditivos para lograr que el material tenga las propiedades originales.

Composición de los materiales permanentes

Los materiales permanentes no se consumen, sino que se usan. Su composición se basa en elementos básicos (elementos químicos o productos químicos robustos). Por eso cuando la chatarra se funde para reciclarla, es idéntica al aluminio y al hierro primario; es decir, no pierde propiedades y mantiene su calidad.

Para que esto ocurra así, la fuerza de enlace entre los átomos de la molécula debe ser más fuerte que la fuerza entre las moléculas, ya que esa fuerza de unión es la que salvaguarda las características inherentes del material y permite el reciclaje múltiple mediante fusión o incluso vaporización.

En cuanto a MATERIAS PRIMAS DE LOS ENVASES Y CIERRES DE METAL es importante señalar que existe una abundante cantidad de recursos para la producción de envases y cierres metálicos.

El aluminio y el acero son, respectivamente, el tercer y cuarto elementos más presentes en la litosfera, tras el oxígeno y el silicio.

Pero además estos dos elementos son reciclables, lo que  reduce significativamente el uso de materias primas y energía.

Esto es un punto clave en las credenciales medioambientales de los envases metálicos.

Reciclabilidad infinita sin pérdida de valor

Reciclado, ahorro de recursos y gestión de residuos

Los metales son elementos naturales que mantienen sus propiedades físicas para siempre. Una vez que el metal entra en ese círculo “virtuoso” denominado “de material a material” en el que es reciclado una y otra vez, siempre estará disponible para las generaciones futuras.

Por eso se denomina material permanente.



En Europa, los metales son los materiales de envase que alcanzan las tasas de reciclado más elevadas. 
El aluminio y el acero pueden ser reciclados un número infinito de veces sin pérdida de sus propiedades esenciales y, por tanto, son “materiales reutilizables”.

Datos de interés


  • El 80% de todo el metal que se ha producido hasta ahora en el planeta todavía se utiliza en la actualidad: es decir, los metales de hoy pueden convertirse en parte del tren o edificio del mañana.
  • La tasa conjunta de reciclaje de acero y aluminio de envases en España alcanza el 86,9%, cumpliendo así con el objetivo de causar el mínimo impacto medioambiental.
  • Reciclar una tonelada de chatarra utiliza entre un 70% y un 95% menos de energía que fabricar una tonelada de metal a partir de materia prima virgen
  • Los metales, al ser permanentes, cierran el circuito de material a material sin estar limitados a una aplicación única; este metal recuperado alimenta el ciclo productivo,por lo que no se considera un residuo.
  • Y, por último, los metales tienen las tasas de reciclado más elevadas de cualquier material de envase en Europa.
El metal es un material de envase de probadas credenciales por su contribución a la sostenibilidad actual y futura. Por ejemplo, en los últimos 20 años se ha conseguido producir latas de aluminio que son un 28% más ligeras y lo mismo ocurre con los envases y cierres alimentarios de acero, que han aumentado su ligereza en un 33%.

Esta reducción continua del peso de las latas contribuye de forma clave a una menor generación de residuos. Cada año se generan 1300 millones de residuos de los que solo el 13% corresponde a los hogares. En cuanto a los envases y cierres metálicos, solo representan el 1,5% pero, lo que es más importante, gracias a los procesos de reciclaje mencionados esta cifra continuará reduciéndose.

Gracias a este reciclaje ahorramos recursos naturales y reducimos la huella de carbono producida por envases de acero y aluminio.

Grandes retos de sostenibilidad del envase y cierre metálico y el paquete de Economia Circular de la UE

Sólo tenemos un planeta y tenemos que cuidarlo. Esto implica tomar decisiones sostenibles, sobre todo en lo que se refiere a los envases. Como el metal se recicla para siempre, no hay mejor opción que este tipo de envase, que puede ser reciclado una y otra vez en una gran variedad de nuevos productos sin que pierda ninguna de sus cualidades.

Pulse aquí o en cualquiera de las imágenes para descargar esta información en PDF.

Descarga de materiales de interés

Muy pronto…

AME · Asociación
Metalgráfica Española


Organización empresarial del sector de la fabricación de envases metálicos, aerosoles y cierres metálicos, en aluminio y hojalata, fundada en 1927,  agrupa a empresas fabricantes de envases y cierres metálicos ligeros, tapas, tapones y precintos metálicos, y actividades afines como la decoración y barnizado de planchas metálicas y su estampación.



Contacta
con nosotros


ESCRÍBENOS

LLÁMANOS